fbpx

Razones para empezar a hacer deporte ¡ya! Objetivo 17 días

 Cardio, cardio, cardio.

Va a sonarte raro pero este comienzo de año no intentes el entrenamiento interválico del que todo el mundo habla. Demasiado ejercicio de alta intensidad en un estado de forma bajo puede perjudicar tus articulaciones y agotarte. En cambio, ve incorporando poco a poco ejercicio cardiovascular moderado: incrementará tu capacidad cardiaca, cerebral, resistencia al estrés y poco a poco mejorará tu estado de forma para permitirte ir un paso más allá en tus entrenamientos.

Objetivo 17 días: de 30 a 45 minutos de tu cardio favorito al menos una vez por semana.

Ponte más fuerte.

No uses siempre el mismo peso, prueba a ir añadiendo medio kilo más cada vez que entrenes; así conseguirás mantener tu cuerpo alerta ante los nuevos retos y potenciarás el crecimiento de tus músculos.

Objetivo 17 días: añade un 10% de esfuerzo más a todos tus entrenamientos.

Gánate tus carbohidratos.

No cometas el error de empezar el año desterrando los hidratos de tu dieta por completo; te sentirás agotado y volverás a devorarlos incluso con más ganas. Los hidratos de carbono son necesarios para el cuerpo, especialmente después de entrenar, para regular el funcionamiento hormonal que rige nuestro metabolismo. Un truco: como hidratos sólo cuando entrenes lo suficiente para necesitar ese aporte extra de energía. ¿Una hora de gimnasio? Carbohidratos. ¿16 horas tirada en el sofá? No carbohidratos.

Objetivo 17 días: en las comidas de antes y después de entrenar come dos porciones de hidratos del tamaño de tu puño cerrado. Los mejores: arroz integra o fruta.

Duerme ocho horas cada noche.

Tu cuerpo necesita dormir para recuperarse y regenerarse. El sueño de baja calidad impedirá que notes tus progresos incluso aunque vayas al gimnasio ocho horas diarias y peses toda tu comida al milígramo. Y, ya al margen del deporte y la dieta, esta regla realmente puede marcar una diferencia para tu salud y calidad de vida en general.

Objetivo 17 días: duerme ocho horas al menos cinco noches por semana. Además, una hora antes de meterte en la cama asegúrate de tener apagados todos tus dispositivos electrónicos, porque interfieren en tus ritmos circadianos dificultándote conciliar el sueño.

Reduce el estrés.

El estrés diario de tu ritmo de vida, el trabajo, las facturas, etc. no sólo incrementa tu presión arterial, sino que también altera tus hormonas, reduciendo el crecimiento muscular y la quema de grasa, de forma que tira por tierra los resultados de tu esfuerzo con el entrenamiento y la dieta. Para estos 17 días , dedica algunos minutos diariamente a la meditación. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Objetivo 17 días: dedica diez minutos al día a cerrar los ojos y relajarte. Medita, haz ejercicios con tu respiración… todo ayuda.

¡Ponte en marcha!

Síguenos en nuestras redes sociales:

Miembro del grupo:
© Todos los derechos reservados. Página oficial Acromax S.A 2020